Canaima: un recorrido por una tierra ancestral

Una experiencia de aventura que es resguardada por las montañas de cumbres planas en una tierra legendaria.

0
319

En Canaima en el extremo occidental tendrás la oportunidad de conocer uno de los lugares más espectaculares del mundo. Apreciar los hermosos paisajes y parajes selváticos en donde lo real se convierte en leyenda y magia. El destino más famoso es el Salto Ángel, mejor conocido como Kerepacupai-Vena, que en lengua pemón significa “Salto a lo más profundo”. La caída libre de agua más alta del planeta con 982 mts, enmarcado como una majestuosa obra de la naturaleza de 3,000 pies de altura.

 

El acceso a este sector del parque se hace principalmente por vía aérea. Es la puerta de entrada al Kerepakupay Vená. Al visitar este paraíso selvático natural, te asombrarás por todo lo que te ofrece la energía del lugar.

 

A orillas de la Laguna de Canaima, de aguas cristalinas y particular color rojo, se encuentra uno de los hoteles más representativos de la Red Estatal el Campamento Venetur Canaima. Con una ubicación privilegiada caracterizada por un favorable clima, las vistas más impresionantes de la naturaleza milenaria.

 

Este campamento te brinda una opción natural para el disfrute y relajación en la formación ancestral más antigua del planeta, Además puedes recorrer a bordo de la curiara los saltos Ukaima, Golondrina, Wadaima, El Hacha y el Sapo. Este último es una caída de agua que muestra una alfombra vegetal de color verde; se trata de plantas similares a hierbas marinas, las cuales están adaptadas al empuje de las fuertes corrientes. Donde puedes tener la experiencia única de poder caminar detrás de estas impresionantes cortinas de agua vibrante.

 

A través de las tradicionales curiaras, río arriba, puedes llegar hasta Mayupa. En este trayecto encontrarás  las mesetas de los tepuy Kurawaina, Kusari y Parakaupa, sublimes acompañantes que te brinda la madre naturaleza.  En la sabana de Mayupa realizarás una corta caminata de aproximadamente 30 minutos, ya que no está permitido el paso de las curiaras con pasajeros por estos rápidos. Abajo disfrutarás de preciosos contrastes de colores.

 

Posteriormente tomarás de nuevo la curiara para seguir navegando por el río, pasando por el Pozo de la Felicidad, una regocijante y refrescante caída de agua (que también es de nuestras favoritas) para continuar hasta la Isla Orquídea. En este trayecto verás cómo te vas acercando cada vez más y más al Auyantepuy y podrás apreciar cuán grandioso es.

 

Finalmente realizarás una caminata de aproximadamente 1 hora por la selva a través de un sendero natural entre raíces y piedras. Llegarás al Mirador Laime desde el cual se suelen tomar las fotografías del imponente Salto Ángel y en donde podrás sentarte a admirar por este magestuoso atractivo natural.

 

Para vivir esta aventura el operador turístico del campamento Canaima Tours, con sus vehículos terrestres y acuáticos, te lleva a conocer estos atractivos lugares. Además cuenta con una posada ubicada a orillas de la Laguna de Canaima, frente a los saltos, Wakü Lodge  que se integra con los paisajes y selvas para ofrecer un ambiente acogedor y confortante al turista.

 

Si deseas más información o estás listo para vivir esta experiencia contacta  a info@wakulodge.com / wakulodge@gmail.com o por los teléfonos  0286-962.55.60 / 0286-962.05.59 / 0286-962.86.58

 

 

Una joya en medio de la selva

 

 ​Cubierto de vastas sabanas y densas selvas, bañadas por ríos caudalosos, se encuentra el escenario más imponente del planeta el Parque Nacional Canaima. Un lugar ideal para contemplar espectaculares bellezas naturales, ubicado en el estado más grande de Venezuela, Bolívar, también conocido como “La puerta del sur de Venezuela”.

 

​E​l ​Parque Nacional es considerado el segundo más grande de Venezuela, cuya superficie alcanza 30 mil kilómetros cuadrados. 65% de su extensión está cubierto de los emblemáticos tepuyes.​ El lugar se ha posicionado como un territorio que atrae a científicos, historiadores y turistas quienes caen a los pies de tanta inmensidad y riqueza.

​ ​

Los venezolanos exaltan su orgullo ​al​  poseer una joya natural, exhibida ante el mundo. En el año 1994, el PN Canaima, fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad, por sus múltiples maravillas, entre ellas la reserva de relieves abruptos, únicos en todo el mundo, y hogar ancestral de la cultura indígena pemón.

 

 

¡Alistarse para el paraíso!

La aventura inicia por la trocal 10 de la entidad bolivarense. Atravesar las emblemáticas poblaciones de El Callao, Las Claritas, Tumeremo y Guasipati, entre otros, te conducen a uno de los atractivos, que hoy es un lugar predilecto para los viajeros. La Gran Sabana

 

​Exuberantes y mágicos lugares están a la vista del temporadista y turista.  El Salto Tarotá, es uno de ellos, que se destaca por sus caídas de aguas que forman cálidas lagunas y riachuelos para el disfrute. Para los que prefieren continuar el rumbo, se encuentran  con el Salto Aponwao (Chinak Merú), donde habita una comunidad legendaria que ofrece alojamiento en  cómodas posadas y que cuenta con los servicios para esta aventura. La bitácora para la imponente selva y sabana se va apostando sobre la vía, donde es posible descubrir diferentes bellezas naturales que impactan a la vista del viajero como la Quebrada de Jaspe, considerada el lugar más popular de la Gran Sabana. Ubicada en el Km. 273, este destino está constituido por una quebrada que viaja a través de una piedra de jaspe lisa de unos 300 mts de longitud, con un nivel de agua que no sobrepasa los 5 centímetros.  Los temporadistas disfrutan deslizándose sobre esta resbaladiza laja muy bien pulida por el paso del agua

Por: Edgalia Guerra.